6 duras pruebas meteorológicas sitúan al dron M300 RTK de DJI en una categoría única

6 duras pruebas meteorológicas al dron M300 RTK de DJI

Bienvenido a la peor pesadilla de un dron: el laboratorio de resistencia de DJI. En este avanzado laboratorio de pruebas de VANT, un equipo de ingenieros y técnicos someten al Matrice M300 RTK a una serie de ensayos para garantizar que esté listo para la acción incluso en los entornos y condiciones más exigentes.

6 duras pruebas meteorológicas sitúan al dron M300 RTK de DJI en una categoría única
Prueba de vuelo del M300 RTK bajo la lluvia

Objeto de la prueba de hoy: el Matrice 300 RTK. 

Como producto de empresa, se espera que el M300 RTK lleve a cabo muchas más tareas que los vehículos aéreos no tripulados (VANT) ordinarios. La razón es que los clientes confían habitualmente en el M300 RTK para operaciones rigurosas, tales como búsqueda y rescate, inspección y labores cartográficas, a veces en entornos extremadamente complejos. Debido a los altos estándares de nuestros clientes, el M300 RTK debe ser capaz de funcionar con eficacia, fiabilidad y seguridad en diferentes situaciones climáticas adversas. 

Haz clic aquí para obtener más información sobre las potentes funciones del M300 RTK. 

En el laboratorio de resistencia de DJI, los ingenieros sometieron al M300 RTK a las siguientes seis simulaciones para evaluar su fiabilidad bajo presión. Durante el programa de pruebas, los ingenieros examinan detenidamente cómo las condiciones extremas y la humedad afectan a los motores y rotores del dron, a los controladores de vuelo y velocidad eléctricos y a la estabilidad y fiabilidad del vuelo.

¿Cómo respondió el M300 RTK en simulaciones de clima extremo?

Fase 1: prueba de variación de temperatura

En general, la primera ronda que debe superar el M300 RTK es la prueba de temperatura fría y caliente, que está diseñada para ver cómo funciona el dron cuando se le somete a temperaturas cambiantes. Dado que clientes de regiones y climas diversos de todo el mundo utilizan el M300 RTK, es importante que las temperaturas extremas no lo inutilicen. El M300 RTK soporta sin problema temperaturas de hasta 50 °C y las baterías inteligentes con autocalentamiento permiten operaciones seguras hasta a -20 °C. 

Fase 2: prueba de resistencia al viento

Los fuertes vientos pueden modificar la trayectoria de un VANT y, en el peor de los casos, hacer que se estrelle. Por ello, los ingenieros de DJI recurren al túnel de viento para estudiar y mejorar el rendimiento del VANT en estas condiciones. El M300 RTK está equipado con potentes motores que le permiten ascender hasta a 6 m/s, recorrer hasta 23 m/s y soportar velocidades del viento de hasta 15 m/s (33,5 mph).

Wind testing of the M300 RTK

Fase 3: prueba de sal y vapor

En el caso de los clientes que operan cerca del mar, es importante que su dron logre resistir los efectos de la acumulación de sal y la corrosión. Además, la niebla que complica la maniobrabilidad y la visibilidad puede también a veces afectar al funcionamiento del dron. Para solventar estas cuestiones, los ingenieros de DJI entierran el M300 RTK en un simulador de sal y vapor durante un máximo de 48 horas para confirmar que funcionará sin interrupciones incluso en exigentes entornos costeros.

Salt and steam testing of the M300 RTK

Fase 4: prueba de lluvia

No es recomendable volar cuando llueve. Pero, en el caso de misiones críticas que no pueden esperar a que el cielo se despeje, es fundamental que el M300 RTK pueda soportar el estrés. La lluvia ligera puede afectar a la maniobrabilidad del dron, pero, lo que es peor, la humedad que penetre dentro puede deteriorar los delicados componentes electrónicos internos. Para comprobar que el M300 RTK era capaz de soportar una tormenta y seguir funcionando, los ingenieros de DJI introdujeron el VANT en un simulador de lluvia (IPX1).

Rain testing IPX1 of the M300 RTK

Fase 5: prueba de lluvia adversa

Si bien las calificaciones IPX1 no son infrecuentes en el caso de drones para empresas, el M300 RTK se diseñó para destacar por encima del resto. Aquí, el M300 RTK se prueba también con un simulador de lluvia en espiral (IPX4) para confirmar que no solo su parte superior, sino también el tren de aterrizaje tolera la lluvia. Los resultados de esta prueba fueron impresionantes: el M300 RTK soportó lluvia con una cortina de agua de 360 grados y una vez más siguió funcionando. 

Splash testing IPX4 of the M300 RTK

El equipo de ingenieros de DJI podría haberse detenido aquí, pero decidió llevar las pruebas con agua un paso más allá para demostrar que, en efecto, el M300 RTK es extremadamente resistente a la intemperie. 

Fase 6: prueba de lluvia torrencial

Los ingenieros de DJI rociaron el M300 RTK con un potente chorro de agua (IPX5), equivalente a una manguera de alta presión. Los resultados de esta prueba fueron bastante reveladores: el M300 RTK resistió un chorro de agua equivalente a un aguacero real y siguió funcionando correctamente. 

Water-jet testing IPX5 of hte M300 RTK

Haz clic aquí para obtener más información sobre las características de seguridad del M300 RTK. 

Qué es el sistema de protección IPX

El sistema de clasificación Ingress Protection (IP) es un estándar del sector para evaluar la electrónica en función de la resistencia de la carcasa a líquidos y sólidos. A continuación, se muestra una explicación de las tres pruebas de IP a las que se sometió al M300 RTK.

  • IPX1 certifica «protección contra gotas que caen verticalmente, como sucede con la condensación, lo que garantiza que no se produzcan daños en los componentes o se interrumpa el funcionamiento cuando un elemento esté en posición vertical».
  • IPX4 certifica la protección «contra salpicaduras de agua desde todas las direcciones. Se prueba durante un mínimo de 10 minutos con un espray oscilante (soporta una entrada limitada sin efectos perjudiciales)».
  • IPX5 certifica «protección contra chorros de agua a baja presión (6.3 mm) dirigidos desde cualquier ángulo (soporta una entrada limitada sin efectos perjudiciales)». Fuente.

El M300 RTK superó estos desafíos en un entorno de laboratorio y, en consecuencia, obtuvo la protección IP45 de Center Testing International Group Co., Ltd., lo que significa que resiste que se proyecte agua sobre él por una boquilla de 6.3 mm (0.24 pulgadas) desde cualquier dirección, así como la entrada de objetos sólidos de más de 1.0 mm (0.039 pulg.) de diámetro. 

Haz clic aquí para obtener más información sobre cómo consiguió el M300 RTK la protección IP45. 

¿Cómo logró DJI estos excelentes resultados en las pruebas?

Puede que te preguntes: «¿Cómo es posible? » La respuesta es que el M300 RTK se diseñó con la mente puesta en la durabilidad. 

Fabricación hermética

El M300 RTK está provisto de multitud de funciones inteligentes que se basan en componentes electrónicos sensibles. Ubicados dentro de la estructura de la aeronave, estos elementos son componentes cruciales para la seguridad y la estabilidad en vuelo. Para proteger estos componentes electrónicos sensibles y evitar daños, la estructura de la aeronave está fabricada con un sello hermético. 

Air tightness testing of components

Después del ensamblaje, las piezas esenciales del dron, como la caja del ala, que une las alas al bastidor, y los objetivos del sensor de visión, que mejora la maniobrabilidad del dron, también se prueban para garantizar que todo esté herméticamente sellado. Además, estos componentes se someten a una prueba de presión para tener la certeza de que soportarán diferencias de presión internas y externas.

Water testing of the M300 wing box

Gestión elegante del calor

Un factor que contribuye a la impresionante resistencia a la intemperie del M300 RTK es su exclusivo diseño de gestión del calor. Los ingenieros han concebido el VANT de modo que el calor generado por los componentes internos que consumen mucha energía se disipe hacia arriba a través de una placa de metal y se expulse del dron por las rejillas de ventilación. El agua que entra por estas rejillas permanece totalmente aislada de los componentes internos sensibles. 

Designing the M300 RTK with durability and reliability in mind

Placa base reforzada

Durante la fabricación, se aplica automáticamente un revestimiento superprotector a los componentes de la placa base del M300 RTK. Esta capa de protección adicional aísla los componentes internos y previene los daños causados por fuerzas externas. 

Applying a protective coating

La importancia de la resistencia a la intemperie

Los ingenieros de DJI ponen mucho énfasis en la resistencia a la intemperie, porque saben lo importante que es disponer de un producto que funcione de forma ininterrumpida durante las operaciones críticas. El hecho de haber salido airoso de estas pruebas extremas es una de las razones por las que los clientes eligen el dron Matrice 300 RTK en una gran variedad de sectores, como la agricultura, la construcción, la energía eléctrica, el petróleo y el gas y la seguridad pública. 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *